Hoy nos centramos en un tema más importante de lo que creemos, hoy os contamos todo lo que debes saber sobre el colesterol. ¿Has oído hablar alguna vez sobre éste?

Muchas veces hemos oído hablar de éste en la televisión o en una analítica rutinaria… pero desconocemos realmente qué es, para qué sirve, qué debemos saber sobre él.. ¡Pero no te preocupes! 😀

En primer lugar, vamos a definirlo. ¿Qué es? El colesterol es una sustancia grasa natural de nuestro cuerpo, que se encuentra en todas nuestras células  y además es necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El colesterol, proviene principalmente de nuestro hígado aunque también podemos obtenerlo a través de algunos alimentos. ¿Quieres saber cuáles son sus funciones?

  • El colesterol actúa en la formación de ácidos biliares. Estos ácidos son imprescindibles para que nuestro cuerpo, digiera las grasas
  • El colesterol también influye en las hormonas. Sí, sí, en concreto en las hormonas sexuales y las tiroideas. Estas hormonas se forman a partir del colesterol
  • Cuando los rayos solares inciden sobre nuestro cuerpo, el colesterol se transforma en Vitamina D. Esta vitamina protege a nuestra piel y evita que nos deshidratemos

Entonces.. ¿Por qué mucha gente habla de riesgo? ¿Por qué hay que controlarlo? En primer lugar, vamos a diferenciar los distintos tipos de colesterol que existen:

  • Colesterol LDL (colesterol de las litoproteínas de baja densidad), este es considerado como el «colesterol malo». Es el que supone el mayor porcentaje en nuestro organismo por lo que el exceso de éste, puede causar un problema de taponamiento en las arterias
  • Colesterol HDL (colesterol de las litoproteínas de baja densidad), es conocido como el «colesterol bueno». Ayuda a llevarse el colesterol malo de las arterias limpiándolas e impidiendo que se acumule taponándolas. Transporta el colesterol LDL a otras partes y de vuelta al hígado
  • Triglicéridos. Es otro tipo de grasa que también es el hígado el encargado de fabricarla. Suele aparecer en niveles muy altos cuando las personas tienen sobrepeso y por lo tanto, puede suponer también un factor de riesgo, especialmente para enfermedades de tipo cardiovasculares

¿Entiendes ahora, por qué el colesterol no debe exceder los límites establecidos? Puede suponer un importante riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares por lo que tu misión es.. ¡Mantenerlo a raya!

Aquí os dejamos este enlace, en el que nos habla también sobre la normalidad o no de los niveles. Si acabas de hacerte un análisis de sangre, aquí puedes saber más sobre cómo son tus niveles de colesterol. ¡Haz click aquí para conocerlo!

Y una vez que conocemos bien el colesterol, qué es y qué tipos existen… ¿Cómo podemos mantenerlo con unos buenos niveles en sangre?

  • En primer lugar, si tienes el colesterol alto, debes seguir las recomendaciones de tu médico
  • Semanalmente, debes comer aproximadamente tres raciones de pescados ricos en ácido grasos omega 3 así como frutos secos crudos diariamente , «ojo, cuidado con la cantidad ya que tienen un elevado aporte calórico». Si no consigues esta recomendación, debes suplementarlo. Haz click aquí para saber más sobre un suplemento de omega 100% de origen vegetal
  • Evita los alimentos con un alto nivel de grasas, toma alimentos saludables que si tienen grasas, sean grasas saludables. Haz click aquí para saber más sobre grasas saludables
  •  Lleva una dieta equilibrada, rica en verduras, frutas..¿Quieres saber cómo? Escríbenos aquí hola@viviendosano.es y te contamos cómo conseguirlo
  • Haz ejercicio todos los días, es muy importante. ¿Haces ejercicio todos los días?
  • Debes reducir el consumo de sal en tus comidas. En su lugar, puedes añadir especias en tus platos. ¡Aportan sabor y son muy saludables! ¿Quieres saber más sobre éstas? Haz click aquí 
  • Come alimento ricos en fibra soluble. Porque ésta evita que nuestro tracto digestivo, absorba el colesterol 
  • Nada de alcohol y nada de tabaco

Y ahora que ya sabes qué es realmente el colesterol, cuida tus hábitos para reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad de tipo cardiovascular. ¡Es más importante de lo que crees!